Vitamina B12 - Cobalamina

La vitamina B12 es hidrosoluble, es decir, se disuelve en agua. Las cantidades que no asimilamos se expulsan con la orina.

El hígado puede almacenar reservas de Vitamina B12 para años.

¿Para que sirve la Vitamina B12?

La Vitamina B12 es necesaria para el mantenimiento del sistema nervioso, es importante para la formación de los glóbulos rojos e interviene en el metabolismo de las proteínas. Tiene un papel importante en el metabolismo celular.

¿Donde se encuentra la Vitamina B12?

La vitamina B12 se encuentra de forma natural en los alimentos de origen animal, especialmente carne, pescado, aves, huevos y lácteos.

Deficiencia de Vitamina B12

La deficiencia de Vitamina B12 se puede producir, principalmente, por dos causas:

Aporte insuficiente en la alimentación

Las personas que siguen dietas restrictivas en alimentos de origen animal como vegetarianos y veganos no ingieren la suficiente Vitamina B12 con su alimentación y necesitan complementación para evitar una carencia.

Déficit en la absorción de la Vitamina B12

El mecanismo de la asimilación de la B12 es bastante complejo y se puede ver comprometido por diversas causas:

  • La edad:  A partir de los 50 años asimilamos peor la vitamina B12.
  • Cirugías de estómago o intestino también pueden comprometer la capacidad de asimilar la vitamina B12
  • Afecciones digestivas como la enfermedad celíaca o la enfermedad de Crohn.
  • El uso de medicamentos como algunos antiácidos o la metformina.

Síntomas del déficit de Vitamina B12

La deficiencia de Vitamina B12 puede causar manifestaciones a nivel hematológico, como la anemia, a nivel neurológico, como entumecimiento y hormigueo en brazos y piernas y pérdidas de equilibrio. Otro de los síntomas clásicos del déficit de B12 es el cansancio generalizado.

Suplementación de Vitamina B12

Las asociaciones de veganos y vegetarianos recomiendan suplementar el aporte de Vitamina B12 o bien con la ingesta de alimentos enriquecidos con B12 o con suplementos de B12 en forma de cianocobalamina, ya sean 100 mcg  al día, 1000 mcg 2 veces a la semana o 2000 mcg una vez a la semana.

En caso de problemas de absorción deberemos recurrir a formas mas biodisponibles, como la metilcobalamina o la hidroxicobalamina liposomada.

Filtros activos