Antiinflamatorios

Subcategorías

  • PEA...

    En situaciones de dolor e inflamación, las células de nuestro organismo sintetizan una molécula conocida como PEA (palmitoiletanolamida) para modular el dolor y la inflamación actuando sobre el sistema inmune.

    Por diversas circunstancias, la producción endógena de PEA puede no ser suficiente.

    Los efectos analgésicos y antiinflamatorios de la PEA se conocen desde 1957 pero no fue hasta 1996 que la investigadora italiana Rita Levi-Montalcini (Nobel de Medicina 1986) publicó el mecanismo de acción de la palmitoiletanolamida.

    Propiedades de la PEA (palmitoiletanolamida)

    Antiinflamatorio y analgésico

    El consumo de PEA ayuda a regular el sistema inmune implicado en el proceso inflamatorio, modulando la inflamación y reduciendo el dolor.

    Indicaciones de la PEA (palmitoiletanolamida)

    La PEA (palmitoiletanolamida) es una novedosa herramienta terapéutica para combatir el dolor y modular la inflamación.

    La PEA ha demostrado su efectividad para combatir tanto dolores inflamatorios como neuropáticos.

    Inflamación

    La PEA (palmitoiletanolamida) recupera el balance del sistema inmune trastornado desactivando la cascada inflamatoria intracelular.

    Dolor crónico

    La exposición prolongada a la inflamación y el dolor reduce la capacidad de las células de generar su propia PEA endógena, por lo que aportar PEA exógena es de vital importancia. Esto, asociado a que la PEA no tiene efectos adversos y no se produce mecanismo de adaptación que disminuya su efectividad con el tiempo, convierte la PEA en el tratamiento indicado para el dolor crónico.

    Dolores neuropáticos

    Los dolores neuropáticos son difíciles de tratar con tratamientos convencionales, en cambio, la PEA ha demostrado su utilidad sin efectos adversos.

    La PEA está especialmente indicada por su probada acción en casos de:

    • Dolor Articular crónico
    • Ciática
    • Fibromialgia
    • Dolor pélvico causado por endometriosis, dismenorrea y cistitis intersticial
    • Neuralgias post herpéticas
    • Neuropatías diabéticas
    • Dolor dental
    • Migrañas
    • Neuralgias faciales
    • Síndrome del túnel carpiano
    • Síndrome de Miembro fantasma
    • Dolor en lesionados medulares
    • Esclerosis múltiple
    • Neuropatía periférica inducida por quimioterapia
    • Dolor neuropático relacionado con ataque cardíaco

    Seguridad de la PEA

    La PEA (Palmitoiletanolamida) es completamente segura y no es tóxica. No se ha detectado ningún efecto adverso importante durante los exámenes clínicos realizados en humanos, incluso en ancianos y niños.

Filtros activos